El Papa se levanta y se inclina ante el hermano Jean-Pierre, el último sobreviviente de Tibhirine

En el encuentro del Papa Francisco con los religiosos le presentaron en primer lugar al Hermano Jean-Pierre Schumacher, el último sobreviviente de Tibhirine. Al escuchar su ombre se levantó con la rapidez de un joven, se acercó a él y se inclinó para besarle la mano. En este caso el Papá también se dejó besar la mano por el hermano Jean Pierre. Esto tuvo lugar en la catedral de San Pedro, Rabat, el 31 de marzo de 2019.

En la primera fila también estaba la hermana Ersillia Mantovani, de 97 años, una franciscana italiana que acababa de celebrar 80 años de vida religiosa, y el monje trapense de 95 años que sobrevivió a la matanza, en 1996, de siete de sus hermanos en Argelia.

Entrevistado por la televisión italiana Rai 2 después de esta entrevista, el viejo monje explicó que también había besado la mano del Papa, describiendo un momento inolvidable.

Siete trapenses franceses (Christian de Chergé, Luc Dochier, Christophe Lebreton, Michel Fleury, Bruno Lemarchand, Celestin Ringeard y Paul Favre-Miville) fueron secuestrados en marzo de 1996 en su monasterio de Notre Dame de l’Atlas, a 80 km de distancia. al sur de Argelia. Por otro lado, dos hermanos, Amédée, que murió en 2008, y Jean-Pierre, encerrados en sus habitaciones, escaparon de los secuestradores. Hoy, el hermano Jean-Pierre vive en Midelt (Marruecos), en el monasterio de Notre Dame de l’Atlas.

Los siete monjes de Tibhirine, cuyo martirio fue reconocido por la Congregación para las Causas de los Santos el 26 de enero de 2018, fueron beatificados el 8 de diciembre pasado.