El guardián de San Pietro in Montorio

el

Entrevista publicada por https://infovaticana.com a Fray Aniceto Gómez.

En lo alto de Trastevere se encuentra el Gianicolo, una colina de Roma, desde donde se puede apreciar una de las más bellas vistas de la ciudad. Presidiendo este monte, a pocos metros de la Academia de España, está la iglesia de San Pietro in Montorio, construida por orden de los Reyes Católicos en 1481.

Es una mañana fría de marzo y su párroco, Don Aniceto, recibe a InfoVaticana en este convento franciscano después de celebrar la Santa Misa. Según me cuenta, celebra Misa todos los días a las ocho en punto de la mañana, a pesar de que no acuda nadie. En la iglesia hay poca asistencia de españoles, “si no vienen, no se les puede ayudar en nada”

San Pietro in Montorio (San Pedro en el monte de oro) se ha convertido en una de las iglesias de Roma más requeridas para bodas. A partir del mes de junio, parejas de distintos países hacen cola para inscribirse en la lista de espera. “Aquí bodas había muchas, ahora hay menos porque hay menos en general. Siempre estaba muy solicitada para bodas, en los meses de junio y septiembre los novios vienen de víspera y hacen fila para apuntarse por la mañana, cuando comienzan las anotaciones, el primer día de cada mes a las siete de la mañana”.

“Ahora va a haber una boda de una chica que era alumna de la academia y que venía todos los días a Misa de ocho, tanto que la hacíamos en español. Porque sino normalmente es en italiano”, cuenta el sacerdote franciscano, nacido en Galicia.

Cada una de las capillas que rodean la zona central de la iglesia fue costeada por una familia diferente y muchos son los artistas que las hicieron, aunque el más presente es Miguel Ángel.

Una de las capillas más conocidas, donde se encuentra el “Éxtasis de San Francisco”, de Bernini.

Tumbas de los últimos príncipes irlandeses, O’Neill y O’Donnell

La iglesia conserva pinturas de Baldassarre Peruzzi o Giorgio Vasari, como el cuadro de la Conversión de San Pablo. Sin embargo,  “la obra más importante, la que más se visita”, es una de las pinturas murales de Sebastiano Piombo de 1518:

Flagelación pintada a partir de un dibujo de Miguel Ángel en la capilla Borgherini

 

Pintura de “La Madonna della lettera”

Cabe destacar que en el altar mayor de la iglesia se encontraba la Transfiguración de Rafael, que en 1809 fue trasladado a los Museos Vaticanos.

Me despido de Don Aniceto y me dispongo a bajar de nuevo hacia el Trastevere, no sin antes visitar el famoso Templete de Bramante, construido también por orden de los Reyes Católicos en honor al nacimiento de su único hijo varón, que coincidió con la festividad de San Pedro Apóstol, en el mismo lugar donde según la tradición sufrió martirio. Cabe destacar que esta teoría aún no se ha confirmado, pero como me dijo el párroco, “ninguna de estas teorías se confirma. Es lo que se respeta y lo fundamental es la veneración que se hace de este sitio”.