Reabre monasterio franciscano junto al lugar del Bautismo de Jesús

El monasterio franciscano de Qasr el Yahud permanecía desierto desde 1968.

El monasterio franciscano de Qasr el Yahud, ubicado junto al lugar del Bautismo de Jesús en las orillas del Río Jordán en Jordania, permaneció cerrado desde 1968, cuando la guerra entre Israel y Palestina convirtió el área en una zona de guerra. Ahora, Diciembre 2018, 50 años después, culminó con éxito el desminado del área del monasterio, que puede ser visitado nuevamente por los peregrinos.

Qasr al Yahud (Cisjordania), 9 dic.- Israel mostró dos de los tres templos desminados en el área del bautismo de Jesús del río Jordan, en Cisjordania ocupada, cincuenta años después de que quedaran cerrados por la existencia de miles de minas sin explotar.

Un grupo de medios internacionales tuvieron acceso al monasterio etíope y franciscano, en un área cubierta por explosivos, plantados por el Ejército israelí tras la Guerra de los Seis Días de 1967, como parte de una nueva línea de defensa con Jordania, para evitar que los milicianos palestinos entraran.

La estructura contó desde el año 2000 con una pequeña ruta de acceso, abierta para la visita apostólica del Papa San Juan Pablo II. Sin embargo, la presencia de minas antipersonales no identificadas mantenía demasiado alto el riesgo para los visitantes. La organización Halo Trust, dedicada a la remoción de este tipo de artefactos explosivos, trabajó desde el mes de julio para despejar la vía principal de acceso, el interior del monasterio y un perímetro exterior.

“Parece que los frailes tuvieron que marcharse de repente”, reportó el Hermano Sergey Loktionov , uno de los frailes que ingresaron al monasterio por primera vez en décadas. “Incluso el registro de las Misas de peregrinos había sido dejado en la mesa del refectorio con su lápiz dentro”. La última Eucaristía celebrada fue para un grupo de peregrinos de Nigeria. Las alacenas aún conservan las vajillas y algunos ingredientes, lo cual descarta la posibilidad de una mudanza organizada.

Las labores de Halo Trust continúan en las demás áreas del lugar sagrado y se espera que para la solemnidad de la Epifanía de 2019, los lugares de culto de ocho comunidades cristianas presentes en la zona puedan ser certificadas como libres de riesgos. Esto abre la perspectiva de una peregrinación masiva de creyentes al lugar del Bautismo en los próximos años.