Viaje Apostólico a Marruecos

Fr. Manuel Corullón. Rabat 13/11/2018
S. S. El Papa Francisco realizará un viaje apostólico a Marruecos los días 30 y 31 de marzo de 2019. Invitado por S. A. Real el rey Mohammad VI y la iglesia local. Durante su estancia en Marruecos, el papa visitará las ciudades de Rabat y Casablanca, donde se encontrará con la familia Real, las autoridades religiosas del país, la sociedad civil marroquí y la comunidad cristiana.
La comisión de preparación de este importante acontecimiento está compuesta por:

Mons. Cristobal LOPEZ ROMERO SDB, arzobispo de Rabat

Antoine EXELMANS, viario general, coordinador general de la visita

Daniel NOURISSAT, coordinador de prensa

Fr. Manuel CORULLÓN FERNÁNDEZ OFM, coordinador de liturgia

Este será un momento muy importante para la Iglesia de Marruecos que recibe por segunda vez la visita de un papa. El 20 de agosto de 1985, el Papa Juan Pablo II realizó uno de sus primeros viajes oficiales a un país musulmán, el rey Hassan II recibió al Papa Juan Pablo II en Casablanca. Los dos ya se habían encontrado cinco años antes en el Vaticano. Era la primera vez que un jefe religioso musulmán recibía a un Papa. Juan Pablo II ya había visitado Turquía en 1979, pero por invitación del Patriarca de Constantinopla, responsable de los cristianos orientales. En esta ocasión, Juan Pablo II se reunió con el rey en el palacio real y luego con el Consejo de los Ulemas, máxima instancia religiosa en Marruecos presidida por el rey como Príncipe de los creyentes. Con ocasión de ese viaje, el Papa Juan Pablo II pronunció un discurso ante los jóvenes marroquíes en el gran estadio de Casablanca, y celebró la eucaristía con la comunidad cristiana de Marruecos.

La Iglesia Católica en Marruecos está compuesta por dos archidiócesis: Tánger y Rabat, guiadas por dos arzobispos españoles, el franciscano gallego Santiago Agrelo Martínez, y el salesiano andaluz Cristobal López Romero que ocupa la sede de Rabat desde marzo de este mismo año. La comunidad cristiana cuenta con unos 50.000 cristianos extranjeros residentes a lo largo de toda la amplia geografía del país, de alrededor de 100 nacionalidades diferentes. La Iglesia Católica en Marruecos se pone al servicio de esta comunidad cristiana que vive su fe en medio del Islam, una comunidad formada por cooperantes, inversores, trabajadores, estudiantes universitarios, y cada vez más emigrantes en paso hacia los países del norte del Mediterráneo. En esta iglesia al servicio del país y de los más pobres sirven 46 sacerdotes y 180 religiosas.

La comunidad cristiana cuenta con unos 50.000 cristianos extranjeros residentes a lo largo de toda la amplia geografía del país, de alrededor de 100 nacionalidades diferentes. La Iglesia Católica en Marruecos se pone al servicio de esta comunidad cristiana que vive su fe en medio del Islam, una comunidad formada por cooperantes, inversores, trabajadores, estudiantes universitarios, y cada vez más emigrantes en paso hacia los países del norte del Mediterráneo. En esta iglesia al servicio del país y de los más pobres sirven 46 sacerdotes y 180 religiosas.

La visita del Papa Francisco a Marruecos coincide con la celebración del octavo Centenario de la llegada de los Franciscanos a Marruecos en 1219 y con el Octavo Centenario del encuentro de San Francisco con el Sultán en Damieta. El abrazo entre el Papa Francisco y el rey de Marruecos nos recordarán aquel abrazo de San Francisco y el Sultán Malik al-Kamil en otoño de1219, prototipo de un diálogo interreligioso basado en el encuentro y la amistad.