Damasco, ciudad franciscana y de San Pablo

1.- El libro de los Hechos de los Apóstoles (9, 10-19) nos cuenta cómo Saulo de Tarso venía hacia Damasco para tomar medidas contra los cristianos que suponían un peligro para el judaísmo por extender la fe en Jesús, un crucificado que dijo ser el Hijo de Dios y que apartaba a los creyentes del cumplimiento de la ley.

A las puertas de Damasco, Cristo se hizo presente a Saulo en forma de luz que le cegó los ojos y las ideas. Y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Yo soy Jesús, a quien tú persigues”

Fue llevado al interior de Damasco, a la casa de un tal Judas, en la calle Recta. Allí le encuentra Ananías, el obispo de aquella comunidad, que le impone las manos para recobrar la vista y le acoge en la Comunidad. 

DSC02652
Imagen de Ananías acogiendo e imponiendo las manos a Saulo. Damasco.

2.- Casa de San Ananías.

La estructura consiste en un sótano con dos habitaciones, a cuatro metros por debajo del actual Damasco. Se accede por una escalera de veintitrés escalones,.

Una de las habitaciones, de altura justa para permanecer en pie, está formada por un ábside de una iglesia bizantina del siglo V o VI, mencionado en varias ocasiones por las fuentes históricas como «al-Arab Mussalabeh» (Santa Cruz). Excavaciones arqueológicas realizadas en 1921 llevadas a cabo por el conde Eustache de Lorey encontraron los restos, aportando evidencias físicas para apoyar la tradición local de que la capilla tiene un origen paleocristiano. Conserva una entrada de agua a las cloacas romanas que da fe de la historicidad del lugar.

Tras la conquista árabe de Damasco en el año 636, la iglesia fue confiscada y parcialmente demolida. A principios del siglo VIII, el califa omeya al-Walid ibn ‘Abd al-Malik I la devolvió a la comunidad cristiana en compensación por la expropiación de la catedral de San Juan Bautista, sobre el terreno de la cual se construyó la Gran Mezquita de Damasco.

A finales del siglo XII, el sultán Saladino la transformó de nuevo en mezquita. En el año 1820 fue devuelta a la Orden de los Frailes Menores de la Custodia de Tierra Santa. Cuarenta años más tarde, en 1860, la iglesia fue arrasada durante la revuelta de los drusos. Fue reconstruida en 1867 y rehabilitada en 1973.


DSC02657

DSC025203.-Memorial de San Pablo.

¿Dónde tuvo lugar exactamente, cerca de Damasco, la visión de San Pablo? Hay muchas tradiciones. Los franciscanos consideran el lugar más probable ‘el-Tell’, también llamado es-Sakhra, que se encuentra a 700 metros al sur de la Puerta Oriental. De hecho, los peregrinos del siglo VI (el anónimo plasentino), VIII (san Willibaldo) y del s. XIV (Antonio de Cremona), por citar algunos, nos hablan de un gran monasterio de san Pablo situado cerca de esta localidad, hasta donde se acercaban en peregrinación. El último testigo es el peregrino Mislim (Les Saints Lieux, año 1875), que nos ha dejado escrito que el-Tell antiguamente era una iglesia y que él mismo veía entonces los restos de doce piezas de las columnas caídas por tierra en una misma dirección.

En el ángulo NO del jardín del Memorial de san Pablo se encuentra un pequeño promontorio de 80 cms. de alto, con una superficie plana de 4 mts., con 15 cms. de largo y 50 de ancho. Debajo del promontorio vemos una gruta dedicada al culto de tiempo inmemorable. El lugar se llama el-Tell o es-Sakhra (la Roca), o simplemente la Gruta de san Pablo.

sy02_pulos_tabaleh_5107[1]
En el año 1969 se estipuló un acuerdo entre la Santa Sede y la Custodia de Tierra Santa, por el cual “El Santo Padre Pablo VI ha dispuesto la construcción del Memorial de san Pablo para honrar la memoria del apóstol de las gentes sobre el lugar tradicional que, junto a Damasco, recuerda la conversión de Saulo de Tarso, y donde estaba situada una modesta capilla. La dirección del mismo se le ha ofrecido a los franciscanos de Tierra Santa, los cuales han aceptado de buen grado…”

4.- Capilla de San Pablo en la Muralla 

San Pablo cambió su discurso en favor de Cristo y los cristianos, lo cual le atrajo el rechazo de los judíos que, según dice Hecho9, intentaron matarlo. Los cristianos lo ayudaron a escapar de Damasco, escondido en una cesta por la noche.

Este hecho se recuerda en una sencilla iglesia cuya fachada principal es parte de la antigua muralla, y es custodiada por una comunidad de religiosas.

La Capilla de San Pablo (en árabe:كنيسة القديس بولس) es una capilla de piedra moderna, que según la tradición incorpora materiales de la Bab Kisan, la puerta de la ciudad antigua a través de la cual Pablo fue bajado por una ventana según describe la biblia en Hechos 9:25.

En los tiempos de San Pablo, la ciudad de Damasco estaba rodeada por un muro perforado por siete puertas. Bab Kisan es la puerta en el lado sureste de Damasco y estaba dedicado a Saturno.

Parece razonable que la Bab Kisan fuese la puerta por la que San Pablo se escapó. Este distrito del sudeste de la ciudad no sólo estaba muy cerca del comienzo de la calzada romana que San Pablo habría tomado, sino que también era una parte donde, desde los primeros tiempos, los cristianos solían vivir.

La capilla fue construida entre 1922 y 1923, en tiempo del mandato francés de Siria, según el proyecto del conde Eustache de Lorey, director del Instituto francés de arqueología y arte islámico. Se encuentra en el interior del arco de una de las dos puertas supervivientes de la antigua muralla de Damasco.

DSC02500

5.- La parroquia de la Conversión de San Pablo.

El convento de loa Franciscanos conserva las reliquias de los mártires de Damasco. En la noche del 9 al 10 de julio de 1860, fueron martirizados en Damasco por los drusos musulmanes ocho frailes franciscanos y tres católicos maronitas seglares, hermanos de sangre. A todos ellos, once en total, los beatificó Pío XI el 10 de octubre de 1926.

IMG_20180712_190425_583

Aún hoy, los franciscanos siguen dando testimonio de su fe con su presencia en favor de los cristianos de la ciudad y de todo el país venidos a causa de la guerra.

Os invito a leer / escuchar el testimonio de Ayham, uno de los jóvenes que trabajan en la parroquia:

http://www.alfayomega.es/143266/los-franciscanos-en-damasco-ayuda-humanitaria-frente-a-la-lluvia-de-misiles