San Francisco Blanco, mártir de Santa María de Tameirón

el

Enlazo en nuestra web este artículo de  ISAAC OTERO | 21 de mayo de 2018 en Galicia Digital sobre nuestro hermano y Santo Francisco Blanco.

Rememoremos una fecha histórica en Galicia: el 8 de junio de 1862. Fue cuando el Papa Pío IX canonizó al santo del oriente de la provincia de Ourense, de nombre Francisco Blanco. Su cuna había sido en la parroquia de Santa María de Tameirón en la villa de A Gudiña en 1570. En la propia iglesia parroquial podemos leer la “fe de bautismo”. Continúa en pie igualmente la vivienda donde vino a este mundo. Si bien se ignora con precisión el nombre de su madre, parece que hubiera sido el de Catalina. Cuando niño, era de su agrado cuidar y mimar las cabras que tenía su familia. Acerca de ello evoquemos esta copla: “O santo Francisco Blanco/ foi nado no Tameirón,/ e farto de gardar cabras,/ foi misionar ó Xapón”.

Según diversos testimonios, desde muy joven sobresalía por sus excelsas cualidades de obediencia y humildad, de modestia y laboriosidad, así como de un carácter dulce. Si repasamos su hagiografía, resaltan algunos de sus milagros. Se relata cómo en una oportunidad Francisco Blanco regresaba con su carro atiborrado de “toxos” y que, al intentar doblar una curva por un despiste le volcó. Y que, cuando allí llegó su padre, él ya lo había puesto en pie “con la ayuda de su ángel”.

19[1]Seguir leyendo en:

http://www.cronicasdelaemigracion.com/opinion/isaac-otero/san-francisco-blanco-martir-santa-maria-tameiron/20180521120010086509.html