Fr. Bahjat viene a Coruña para pedir 3 cosas muy sencillas para el pueblo de Siria.

DSC01635.JPGEl pasado Martes 13 de Marzo, la Institución P. Rubinos en su programa de promoción de la cultura de la paz, ha invitado a Fr. Bahjat Elía Karakach. Fr Bahjat es desde hace dos años Guardián del convento de Damasco y rector del Santuario de al Conversión de San Pablo. Y por esto está en medio de la guerra, en medio de un pueblo que sufre el miedo de la guerra y la pobreza de un embargo internacional, bajo la imagen internacional de ser ayudados por unos países que no les han preguntado cómo quieren ser ayudados. Ninguna civilización puede obligar a otra a tener sus mismos esquemas, porque cada pueblo tiene su situación y necesidades. Antes de llevar a Siria una guerra deben preguntar a los sirianos qué solución necesitamos.

Damasco es la capital más antigua de la civilización, cruce de caminos y rutas, capital de grandes imperios por la que han pasado 36 civilizaciones distintas. Fr. Bahjat comienza su ponencia con una pequeña y sencilla clase de geografía política y de unos intereses internacionales que desembocan en una guerra sobre un terreno que no quería esa guerra. Siria está en el centro de una cruz que forman los países chiítas con los países sunitas.  Siria es la llave de la convivencia entre Oriente y Occidente.

DSC01647

La vida cotidiana de Siria conlleva una convivencia pacífica entre culturas e incluso religiones.Nos presenta el carácter y las características del pueblo de Siria, abierta y plural, un mosaico de pueblos, herederos de distintas civilizaciones que conviven en paz durante siglos. Los grupos terroristas quieren anular este mosaico, desaparecer la diversidad y vestir el país del color negro, el color del terrorismo. Nos muestra imágenes de la destrucción de las iglesias cristianas por parte de grupos terroristas.

Nos comenta la situación de los cristianos en esta violencia, en el valle de Nínive en Irak y en el este de Siria, es tal cual fue Aleppo hace dos años. No hay una iglesia cristiana en Damasco que no haya recibido un ataque, Nuestra iglesia franciscana ha recibido 6 ataques. Con un objetivo de expulsar a los cristianos por su propio miedo. Nos cuenta su propia experiencia personal bajo los bombardeos terroristas.


DSC01650

Los Franciscanos queremos ser un signo de paz en medio de esta tragedia. Queremos ser un punto de paz entre culturas, sin discriminar a ningún pueblo. Estamos creando un centro de emergencia donde 300 familias tienen alimentos cada mes.

De los 600 niños que vienen a la parroquia, muchos son refugiados de otras zonas. Cáritas ha desarrollado un programa de sanación psicológica a través del arte y del juego. Hay un lugar extraordinario en Damasco que es la capilla de San Ananías, el primer obispo de Damasco. Ananías es el paradigma de la acogida, el que no teme a personas potencialmente peligrosas, tal como acogió a Pablo, de quien sabían que venir a apresar a los cristianos de Damasco. Esta es nuestra misión y por lo que queremos abrir un Centro Cultural, para trabajar por un futuro mejor en Damasco, recuperando la convivencia.

En siria existía una convivencia natural, no significa obrar todos por igual, Cada comunidad está orgullosa de su identidad y su fe. Los cristianos de Damasco saben que tienen una misión en esta tierra. Son la única comunidad que nunca ha portado armas, que siempre quiere dialogar nuestra presencia en Siria es necesaria, para garantizar el pluralismo de Siria y también como un modelo de convivencia y garantía para todo el mundo.

Fr. Bahjat nos comparte unas cartas escritas por cristianos de Damasco, dirigidas a cristianos de Occidente, que dan testimonio de un amor a su fe y de un amor a su tierra que resultan increíblemente emocionantes. Con palabras de ánimo y de petición de comunión para nosotros, hacia el compromiso de al vida por nuestra fe.

Terminamos con un momento de preguntas sobre la vida de los cristianos y sobre el país.

Un millón de gracias a Fr. Bahjat por su testimonio de comunión, a la Institución P. Rubinos por invitar a Fr. Bahjat y permitirnos vivir esta comunión con la comunidad franciscana de Siria. Gracias a Miguel Varela por la traducción. Y a todos los presentes y a todo el mundo franciscano por vuestra comunión y colaboración.

IMG_20180312_162522_155.jpg

Fr. Bahajt viene a pedir a Occidente tres cosas:

1.Que se pare el tráfico de armas. Mientras alguien venda armas habrá guerra.

2.Que se anulen ya las sanciones internacionales

3.Que los hombres dejen de hacer guerra. Que nadie haga daño a nadie.

DSC01668.JPG

Fr. Bahajt viene a pedir a la iglesia de Occidente tres cosas:

1.Orad por nosotros.

2.Hablad de lo que estáis oyendo

3.Buscad la posibilidad de pedir a vuestros gobiernos que anulen las sanciones al pueblo de Siria.

Para colaborar con las obras de los franciscanos de Damasco abrimos esta cuenta cuyo contenido se transferirá a fin de cada mes:

https://franciscanossantiago.org/2018/03/13/para-colaborar-con-los-franciscanos-de-damasco/