Apertura del Año Jubilar Mercedario (Santiago de Compostela)

El miércoles 17 de enero a las 19.00 horas, tendrá lugar la inauguración del Año Jubilar y apertura de la Puerta Jubilar en la Iglesia del Monasterio de la Encarnación de las Madres Mercedarias Descalzas. El acto será presidido por el Excmo. y Rvdmo. Sr. Arzobispo de Santiago, D. Julián Barrio Barrio.

El edificio es del siglo. XVII. Barroco- neoclásico.

Situado extramuros, en la calle Fonte de Santo Antonio, frente a la puerta de Mazarelos, la única que se conserva de las antiguas murallas, se halla el Convento de las Madres Mercedarias. Fue fundado en 1671 por el Arzobispo Antonio Girón, cuyos restos reposan en su iglesia. En su fachada neoclásica, flanqueada por pilastras corintias, destaca un relieve de la Anunciación, obra del escultor barroco Mateo de Prado.

R00123_50cb4bcb1d800[1].jpg

En lo que se refiere a la concesión de la indulgencia por parte de la Penitenciaría Apostólica, el Maestro General de la Orden Mercedaria, Fr. Juan Carlos Saavedra Lucho señala las condiciones para su obtención. En la Carta enviada a todos los religiosos y religiosas de la Orden Mercedaria Calzada y Descalza, se indica la conveniencia de realizar una breve peregrinación, en la medida de las posibilidades de cada persona, a los Templos Jubilares Mercedarios, así como recibir los sacramentos de la Reconciliación y la Eucaristía, a la vez que se ore por las intenciones del Pontífice.

mercedarias-descalzas--620x349[1].jpg

Junto a las condiciones, la Penitenciaria Apostólica pide que:

-en los templos jubilares se exprese claramente que es un Templo Jubilar, para permitir a los fieles conseguir esta gracia;

-en los templos jubilares exista la posibilidad de vivir en plenitud el sacramento de la reconciliación con presencia de sacerdotes para escuchar las confesiones de los fieles;

-se procure intensificar la devoción de los fieles a la misericordia divina, realizando peregrinaciones a los templos jubilares para ganar las indulgencias;

-se motive a los fieles a vivir una fe encarnada, realizando gestos concretos de solidaridad en favor de los pobres y desfavorecidos, existiendo alcancías con estos fines caritativos, uniendo de esa manera oración, ayuno y limosna.

El Año Jubilar Mercedario finalizará el 17 de enero de 2019 cuando se cierre la Puerta del Jubileo.