El Convento de Ponteareas, hogar por una noche para los desalojados

La noche del domingo 15 al lunes 16 ha sido un auténtico infierno para casi toda Galicia por la cantidad de incendios ocasionados en este día. Llega la noche y se acerca el Huracán Ofelia, procedente del atlántico y camino de Irlanda. No viene para quedarse pero los vientos y el calor se sienten en todos los rincones. Se ha activado la alerta 2, por la proximidad del fuego a los núcleos urbanos de numerosos pueblos y ciudades de Pontevedra.

Son muchas la familias que se ven obligadas a desalojar sus casas, incluso fábricas de Vigo y residencias de ancianos han de ser desalojadas.

El convento franciscano de Ponteareas ofrece sus espacios a la policia local para familias que no tengan donde pasar esta noche. También la perrera municipal y otros animales vienen a pasar la noche al convento.

Ha sido una noche de miedos, incertidumbre, mucho trabajo, que nos deja una Galicia más pobre.

Nuestra fraternidad y oración al servicio de la comunidad local.