El museo de San Francisco de Ourense tendrá 2.000 metros cuadrados de superficie expositiva

el

La ciudad de Ourense contará con un nuevo espacio museístico en San Francisco, con cerca de 2.000 metros cuadrados de superficie expositiva y una inversión de 1,6 millones de euros, en su primera fase por parte de la Xunta, que también cuenta con la colaboración en la obra de la Diputación de Ourense. Así lo daba a conocer ayer el alcalde, Jesús Vázquez, en su comparecencia para dar cuenta de los asuntos que se abordaron en la Junta de Gobierno Local.

Con la propuesta presentada, que forma parte de la primera fase, de las tres que están previstas, se busca una intervención que entienda la importancia del lugar y que le de “una imagen evocadora al templo preexistente” , la antigua iglesia de San Francisco para de esa forma devolver al conjunto monumental la presencia que tuvo en su día, “pero con un lenguaje contemporáneo”.

El proyecto básico de rehabilitación de la antigua iglesias de San Francisco forma parte de una intervención museística que se desarrollará en tres fases. Una, sobre plano, que le corresponde a la parcela ocupada por la iglesia, que sería esencialmente la parte expositiva cubierta del conjunto.

Una segunda en la que se incorporará al espacio museístico la antigua edificación de la capilla de la Venerable Tercera Orden, únicamente en la zona ocupada a día de hoy por el albergue de peregrinos. En esta segunda fase también se utilizará para usos necesarios para el normal funcionamiento del museo, como almacenaje, aseos, zona administrativa y vestuarios para el personal.

Y una tercera fase en la que se incorporará la parte restante de la capilla, ocupada hoy en día por una exposición de esculturas y cuyo uso prevé también un uso expositivo cubierto. Estas tres futuras edificaciones quedarán comunicadas interiormente y constituirán conjuntamente el Museo de San Francisco.

museo-san-1[1]

Para el alcalde, Jesús Vázquez, se trata de un “elemento dinamizador turístico” en un enclave cultural “por excelencia en la ciudad”, uniendo al complejo de San Francisco, como es el claustro, la biblioteca y el archivo, al propio Auditorio Municipal, a las escuelas de Idiomas y de Artes Escénicas y Musicales del Concello, la Universidad Popular y el cementerio de San Francisco, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

Además , el regidor municipal puso de manifiesto la importante inversión que se llevará a cabo, “fruto del la colaboración institucional” en un espacio donde se cumplirá con la rehabilitación por la que se lleva esperando tanto tiempo.

De ahí que la propuesta arquitectónica parte básicamente de reconocer los elementos originales , y una puesta en valor de los elementos más representativos que fueron trasladados al parque de San Lázaro.

En este sentido, el proyecto no trata de modificar en modo alguno la parcela y los restos existentes, ya que se pretende “marcar lo existente en el lugar y completar el volumen con materiales y acabados nuevos”, como así se pone de manifiesto en la memoria. Eso supone que el objetivo de la actuación rehabilitadora pasa por poner en valor las preexistentes, devolviéndolas a su estado original con diferentes materiales.