La Iglesia española estrenará Misal el primer domingo de Cuaresma

Según el decreto firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal, el cardenal Ricardo Blázquez, esta edición del misal entrará en vigor «el domingo I de Cuaresma próximo» y su uso «será obligatorio en las misas que se celebren en todas las diócesis españolas».

¿Qué es el Misal? Pues es un libro litúrgico fundamental para la celebración de la Iglesia e indispensable para la celebración de la Eucaristía. Y se apellida “romano” porque es el oficial del rito romano al que pertenecemos, dado que hay diversos ritos en la Iglesia católica. En él encontramos las oraciones necesarias, la descripción de los ritos y las indicaciones sobre aquellos que intervienen de un modo u otro en la celebración de la Santa Misa.

El Misal es heredero de una larga tradición que recorre la historia litúrgica de la Iglesia hasta hoy. En este sentido es un libro de oración y de escucha porque, en sus ritos y oraciones, contiene una amplia diversidad de expresiones espirituales y teológicas. Cuando nos acercamos al Misal no lo hacemos con afán de novedad, ni con deseos de continuismo, sino buscando la perseverancia en la Tradición como fundamento del progreso legítimo. Es el libro litúrgico que contiene el misterium fidei y, por ello, es expresión y signo de la comunión de la fe.

¿Por qué una tercera edición si ya teníamos la segunda?

Ha habido tres ediciones típicas del Misal romano: 1970, 1975 y 2002/2008 que, a su vez, han conocido sus correspondientes tres traducciones al castellano: 1978, 1988 y 2016. Antes de la de 1978, que recogía las latinas del 70 y 75, lo que había era una edición provisional en dos volúmenes, que algunos aún recordarán, editada en 1971/72. Por tanto, actualmente tenemos la segunda edición, de 1988. Y entonces, ¿qué ha ocurrido para que tengamos ahora una tercera edición del Misal? No nos ha de extrañar que el Misal del Papa Beato Pablo VI vaya a ver ahora su tercera edición. Si miramos atrás, el Misal que había antes del Concilio Vaticano II, el del Papa S. Juan XXIII, hacía el número 22 después del Misal de S. Pío V.

¿Y entonces? Bien, por una parte, la Santa Sede publicó el 18 de marzo de 2002 una tercera edición típica latina del Misal romano, con una reimpresión que la enmendaba en 2008. Lógicamente, esto exigía una nueva traducción del latín al castellano, que es la actual tercera edición, la cual incluye todo lo contenido en aquella edición típica promulgada por el Papa S. Juan Pablo II.

Por otra parte, como resultado de una percepción que se venía constatando a lo largo de la aplicación de la Reforma Litúrgica postconciliar, un año antes, en 2001, la Congregación para el Culto Divino emitía la Instrucción Liturgicam Authenticam. En este documento se pedía que se revisara todos los misales y leccionarios en sus traducciones en las distintas lenguas, con un criterio menos interpretativo de los textos latinos, y más de fidelidad y expresividad en el lenguaje; criterio que ha sido la novedad clave en la nueva traducción al castellano de esta tercera edición.

¿Cuándo se puede empezar a usar la nueva edición del Misal? Esta tercera edición entrará en vigor y su uso será obligatorio en todas las misas a partir de la misa vespertina del primer domingo de cuaresma de 2017 (sábado 4 de marzo) y no podrá usarse antes. Así lo ha determinado el decreto del Presidente de la Conferencia Episcopal Española. Estas medidas vienen dadas por el hecho de que, como es sabido, y por mandato de la Santa Sede, se modifica la fórmula de consagración del cáliz.

¿Cuáles son las novedades que trae la nueva edición del Misal?

Entre las novedades más importantes de esta tercera edición del «Misal Romano», según expusieron los máximos exponentes de la Congregación para el Culto Divino, hay que destacar la introducción de algunos santos en el calendario universal, así como formularios para las misas votivas en honor de la Virgen María.

En apéndice, además, se han añadido plegarias eucarísticas aprobadas para las misas de Reconciliación, para las celebradas por diferentes necesidades, así como para las misas en las que la mayor parte de los fieles está constituida por niños.

Comunión bajo las dos especies
Particularmente significativa es la «Institutio Generalis», la parte teológica y normativa que introduce el Misal, que según explica en un comunicado entregado en la rueda de prensa por la Congregación vaticana prevé «una ampliación de las posibilidades de distribuir la Sagrada Comununión bajo las dos especies [el pan y el vino], según el juicio pastoral del obispo diocesano».

En este sentido, el cardenal Jorge Arturo Medina Estévez, prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, explicó que la nueva normativa para la Comunión «más simplificada, tiene en cuenta las facultades bastante amplias concedidas después de la segunda “editio typica” del Misal, los precedentes históricos, y el uso generalizado en los Ritos orientales».

«La nueva normativa –aclaró el cardenal chileno– constituye una ampliación notable de lo que se había establecido hasta ahora, de modo que es competencia del obispo diocesano emanar para su diócesis las normas sobre la distribución de la comunión bajo las dos especies».

«Esta competencia del obispo es primaria, según establece el derecho (Código de Derecho Canónico, canon 381 § 1), de modo que no se somete a una previa autorización de la Conferencia de los Obispos», siguió aclarando.

«Además –explicó–, el obispo diocesano puede conferir la facultad a cada sacerdote, en cuanto pastor de una comunidad particular, de juzgar la oportunidad de distribución de la comunión bajo las dos especies, fuera de los casos especificados en los que se aconseja».

Memorias y nuevas celebraciones
Por lo que se refiere a la integración y adecuación del «Calendario Romano» general en el «Misal Romano» se han añadido tres memorias obligatorias para los santos Maximiliano María Kolbe (14 de agosto), Andrew Kim Taegon, y Paul Chong Hasang y compañeros mártires de Corea (20 de septiembre) y Andrew Dung-Lac y compañeros mártires de Vietnam (24 de noviembre).

El Misal dispone, además, otras once nuevas celebraciones: 3 de enero, Santísimo Nombre de Jesús; 8 de febrero, santa Giuseppina Bakhita (ex esclava sudanesa); 13 de mayo, Virgen de Fátima; 21 de Mayo, san Cristóbal de Magallanes (mártir mexicano); 22 de mayo, santa Rita de Casia; 9 de julio, santos Agustín Zhao Rong y compañeros mártires chinos; 20 de julio, san Apolinar obispo y mártir en el año 87; 24 de julio, san Sharbel Makhluf (sacerdote libanés); 9 de agosto santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein); 12 de septiembre, Santísimo Nombre de María; y 25 de noviembre, santa Catalina de Alejandría de Egipto del siglo III.