Los trabajos de restauración del Sepulcro de Jesús llegan a su recta final

el

Está a punto de concluir la restauración del Santo Sepulcro de Jesús, uno de los lugares más sagrados para el cristianos. Los andamios de la edícula ya han sido retirados.

Santosepolcro[1].jpgDespués de nueve meses de trabajos minuciosos, la restauración del Santo Sepulcro llega a su fin. El andamio, que durante este período se encontraba instalado entorno a la edícula, ya ha sido retirado. Una celebración ecuménica prevista para el 22 de marzo marcará el fin de los trabajos.

El resultado es fruto de la decisión conjunta de las Iglesias Greco-Ortodoxa, Católica y Armenia.

ANTONIA MARIOPOULOU
Coordinadora científica de los trabajos de restauración
“Cuando empezamos fue difícil, pero ahora que estamos acabando se ha establecido una relación de confianza, no solo entre las tres comunidades cristianas, que desde el principio se habían puesto de acuerdo para llevar adelante la restauración, sino también con todas las autoridades israelíes con las que hemos tenido que relacionarnos.”

Durante las diferentes etapas de la restauración ha habido momentos históricos. El primero de todos, la apertura de la tumba de Jesús en octubre. La primera vez en doscientos años y la tercera en la historia.

ANTONIA MARIOPOULOU
Coordinadora científica de los trabajos de restauración
“Vimos una capa de mármol y, debajo, otra losa de mármol gris, recubierta de material terroso. Con el permiso de los tres guardianes de las tres comunidades cristianas, retiramos este material. Intuimos, sin descubrirla, una roca tallada que nos hace entender que aquí fue sepultado alguien, que aquí fue colocado el Cuerpo de Cristo.”

La coordinadora científica de los trabajos explica que el Santo Sepulcro es un monumento vivo, religioso, en el cual la gente reza sin descanso… El lugar en el que Jesús fue sepultado es visitado, de hecho, cada año por millones de peregrinos. Preservarlo es, por tanto un desafío.

Y para los expertos implicados, restaurar un lugar tan sagrado ha sido más que una experiencia profesional.

ANTONIA MARIOPOULOU
Coordinadora científica de los trabajos de restauración
“Una gran bendición, una gran responsabilidad y un gran desafío… buscar el modo de resolver los problemas, trabajar y vigilar a todas las personas implicadas. Hemos podido ver con el corazón y con la mente un sepulcro lleno de expresividad… Es algo que hemos podido sentir. Lo sentimos muy bien cuando abrimos el sepulcro. Nosotros, los profesionales implicados… todos lo sintieron.”