La Coral Polifónica de Ponteareas en Roma

el

“Fue un día histórico para la coral”, asegura emocionado Manuel Ángel Viro, director de la Coral Polifónica del Centro Artístico Sportivo de Ponteareas, que viajó a Roma con la ilusionante responsabilidad de cerrar el Jubileo Extraordinario de la Misericordia hace unas semanas. Porque la citada coral participó en la misa vespertina en Santa María la Mayor de Roma y cantó la misa solemne en la Basílica de San Pedro.

Los 53 coristas tuvieron la oportunidad de deleitar a los presentes con la Misa Cantantibus Organis, la cantata 147 de J. Sebastian Bach; Panis Angelicus, de Cesar Franck; O Bone Jesus, de Giovanni Pierlugi da Palestrina; Esa é María, de José Luis Reza; Ave María, para solo y coro de Ángel Viro y El peregrino, de Ricardo Cantalapiedra.

Como colofón, la célebre A rianxeira, que “por primera vez se cantó en este lugar y que fue aplaudida por todos los asistentes”, principalmente españoles. Fue, asegura Viro, “un día para recordar siempre”.

Al día siguiente, lunes, fueron recibidos en la Embajada de España ante la Santa Sede, donde Eduardo Gutiérrez Sáenz de Buruaga, el embajador, quedó gratamente sorprendido al escuchar El peregrino.

“La visita fue un acontecimiento importantísimo. Cuando entró, empezamos a cantar y se emocionó tanto al vernos de uniforme y oírnos esa canción que hace llorar, que nos pidió otra, dando orden de que viniera todo el personal de la embajada”, confiesa Viro. Entonces, “le cantamos A rianxeira”, nuestra canción típica gallega.