Santos recibe un premio de paz otorgado por la Comunidad Franciscana de Asís

La entrega del premio será el 17 de diciembre próximo en la ciudad de Asís.

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, agradeció hoy a la Comunidad Franciscana de Asís que le galardonó con el premio Constructores de Paz 2016 por su esfuerzo para poner fin al conflicto armado del país.

“Es un gran honor y una gran responsabilidad a la que dedicaré todas mis fuerzas el resto de mi vida”, dijo Santos en una declaración en la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo.

Horas antes, Santos se reunió en su despacho con jerarcas de la Comunidad Franciscana, entre ellos el fraile de la Basílica Papal de Asís (Italia) y asesor del Superior General de la Orden, Enzo Fortunato, quien le comunicó que había sido galardonado.

Con el premio Constructores de Paz, la orden Franciscana proclama el carácter ecuménico y conciliador de San Francisco de Asís y reconoce a las personas que por su trabajo y dedicación contribuyen a lograr la paz en el mundo.

La entrega del premio será el 17 de diciembre próximo en la ciudad de Asís, en el contexto del concierto de Navidad que se realiza tradicionalmente en esa población italiana.

En este sentido, Santos dijo recibir el reconocimiento con una “profunda emoción” porque “San Francisco de Asís es reconocido por su vocación de diálogo y reconciliación, además de su apostolado por los más pobres”.

Agregó que los franciscanos “fueron designados -por su voluntad de reconciliar a todos los hombres- como los custodios de los Santos Lugares en Jerusalén”.

El mandatario destacó que “los valores de la paz, el entendimiento y la reconciliación son valores esenciales de la Iglesia” que comparten “todas las grandes religiones del mundo que trabajan por recuperar el verdadero sentido de la dignidad humana”.

“La paz, ha dicho el papa Francisco, es el derecho fundamental que hace posibles los demás derechos”, agregó el gobernante.

Por último, dijo recibir el gesto en nombre de su familia y “de todos los colombianos, en particular de las víctimas”, que son quienes le “han alimentado con su ejemplo de perdón y reconciliación en este esfuerzo permanente por alcanzar la paz de Colombia y dejar atrás la violencia y el sufrimiento que trae el conflicto”.