ENTREVISTAS A PEREGRINOS: FRANCISCO CASTRO, ´FRAY PACO´

SON do CAMIÑO.

La Comunidad franciscana de Santiago ofrece a los peregrinos una experiencia una ceremonia muy especial, un momento sencillo en que los participantes cierran los ojos, miran hacia sus adentros y se sienten tranquilos. Es una ceremonia que realmente llega al corazón de los peregrinos, que llegan a Santiago con una enorme carga emocional. Hoy entrevistamos al hermano Francisco, Paco para sus muchos amigos, el franciscano que creó esta ceremonia.

Son do Camiño Paco, tú eres de Santiago de Compostela, ¿Cómo empezaste a interesarte por el Camino?
Paco Sí, soy Santiagués además del Barrio de San Pedro que es el barrio de la entrada al casco antiguo en el Camino Francés, con lo cual, desde pequeño estaba muy acostumbrado a ver llegar a los peregrinos. Y me llamaban mucho la atención y yo pensaba quién era esa gente y de dónde venía. Entonces empecé a leer mucho y a interesarme por la historia de mi ciudad, por qué venían los peregrinos.

SdC ¿Cuándo hiciste el Camino por primera vez?Paco En 1989, cuando todavía no se había producido el boom mediático, por lo tanto, el Camino era mucho más salvaje, no había prácticamente albergues y tenías que dormir dónde podías, bajo cielo. Había muchos menos peregrinos, pero sí era muy internacional. En aquel entonces me encontraba sobre todo con franceses y alemanes.

SdC ¿Cuál es, en tu opinión, el atractivo del Camino?

Paco Son muchos atractivos. El Camino te ofrece una serie de experiencias que habitualmente no tienes en la vida cotidiana. El contacto con uno mismo, la posibilidad de reflexionar a solas, el contacto con otros peregrinos de más de medio mundo. O sea, esa posibilidad de abrir tu mente a otras personas y a otra realidad. El contacto con la naturaleza. A todo esto le llamo Espiritualidad. Una serie de valores humanos fundamentales y universales (amor, amistad, esperanza, alegría). Los peregrinos cada una de estas experiencias la entienden perfectamente. En el Camino se vive fácilmente.

SdC ¿Qué cambios observas en el Camino en los últimos años?Paco La infraestructura: hay muchos más albergues. A mi modo de ver, la comercialización y mercantilización ya es excesiva. La internacionalización es todavía mayor, muchos peregrinos vienen desde muy lejos como Australia, Japón y Corea. Antes no era así.

SdC ¿Cómo crees que podría mejorar el Camino?Paco Que la gente que estamos en el Camino comprendamos a los peregrinos. Que los atendamos y acojamos y que sintamos desde el aspecto más afectivo. El Peregrino no es un producto que trae dinero, sino que es una persona que ama, sufre y goza. Las entidades públicas que tienen la responsabilidad deben cuidar el Camino de alguna manera y proteger a los peregrinos.

SdC Muchos peregrinos están muy interesados en la ceremonia del abrazo. ¿Cuándo y cómo empezaste a ofrecerla a los peregrinos?Paco El primer año que ofrecí esta ceremonia fue 2005. Y la idea nació por mi propia experiencia como peregrino. Notaba que en el Camino la espiritualidad era importante, pero que no había realmente nada que se ofreciese al peregrino, nada distinto, digamos. El peregrino llegaba a un pueblo, iba a un albergue, se duchaba, descansaba y salía a dar un paseo y comía… y ya está. A mi modo de ver, la esencia del Camino es espiritual. Había que cultivar eso, sobre todo en Santiago, con la emoción que produce al peregrino el llegar a Santiago. Tenía que haber algo distinto y que fuera común para todos. Y así con esa idea nació esta ceremonia. La espiritualidad es algo universal, va más allá de religiones, de conceptos filosóficos y de todo.

SdC Tendrás bastantes anécdotas que contar en torno a esa ceremonia.Paco Sí, hay muchísimas. Por ejemplo hace 6 años un chico alemán, joven… lo recuerdo físicamente altísimo. Este chico tenía un billete de avión de vuelta no sé si era dos o tres días después de llegar a Santiago. Entonces nos dijo que estaba muy a gusto con nosotros y si se podía quedar unas noches con nosotros. Participaba en la ceremonia y lloraba. Pero llegó un momento en que lloraba tanto que una hospitalera habló con él. Entonces contó que pasaba un momento durísimo en su vida porque había muerto su padre o su madre, su pareja lo había dejado y también había perdido su trabajo… ¡todo junto! Se vino muy abajo y no sabía qué hacer. Entonces decidió hacer el Camino de Santiago. En Santiago se sentía tan acogido que lloraba de emoción, porque sentía que había perdido el rumbo de su vida, pero que al conocernos a nosotros, una familia en Santiago, podía por fin proseguir de nuevo su vida. Volvió de nuevo a su país con el ánimo de recuperar fuerzas y seguir adelante. SdC ¿Qué es para ti el Camino? Paco Una experiencia profunda que sirve para la vida.

SdC ¿Un placer para después del Camino?Paco Saber que puedes volver… al Camino siempre se puede volver. Hace unos 12 años, en el convento de San Francisco empezaron un proyecto llamado “Hogar de espiritualidad” para crear un espacio donde los peregrinos puedan encontrar un lugar de paz compartiendo con otros peregrinos. Pero no se trata de un albergue, sino de un espacio de acogida. Los peregrinos pueden alojarse una única noche como regalo y los donativos son para los necesitados en Santiago de Compostela. Es un lugar único para peregrinos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s